ORUGA » Descripción, alimentación y transformación

Advertisement

La oruga es la larva de las mariposas y las polillas (lepidópteros), animales invertebrados artrópodos.

Advertisement

Son conocidas por llamativos colores y por su apetito voraz que les lleva a comer cualquier forma de vegetación que encuentren a su paso.

Características más destacadas de las orugas

características de las orugas

Advertisement

A simple vista las orugas son confundidas con gusanos pues poseen un cuerpo blando, alargado, cilíndrico y segmentado por anillos.

La estructura general del cuerpo de una oruga está dividida en nueve partes: la cabeza, el tórax, el abdomen, el segmento, el cuerno, las patas falsas, el espirácul, las patas torácicas o verdaderas y las mandíbulas.

Este artrópodo tiene 6 ojos que reciben el nombre de “stemmata”, pero estos no le son muy útiles pues su sentido de la vista está muy poco desarrollado, por esto para poder localizar su alimento y orientarse utiliza el par de antenas que posee sobre su cabeza.

En esta etapa, la oruga no posee alas (las desarrollará más adelante) por lo tanto no puede volar, y, aunque sus patas son fuertes, se desplaza de forma lenta.

Las orugas tienen mandíbulas y dientes fuertes que le permiten devorar todo lo que está a su paso a una velocidad increíble.

Su longitud máxima es de 10 centímetros. Cuenta con 8 pares de patas, 3 verdaderas y 5 falsas. La distancia que separa a ambos grupos de patas varía según la especie de oruga que se tenga al frente.

La respiración de estos animales es traqueal, y la realizan gracias que el aire entra por sus espiráculos que están conectados a unos tubos diminutos ubicados a ambos lados de su tórax y abdomen, y que son los responsables de transportar el oxígeno hasta las células.

colores de la oruga

Algunas tienen llamativos colores que sirven como una señal de su mal sabor ante los posibles depredadores. Otras especies adoptan el color de la planta donde estén para así poder camuflarse y evitar ser comida.

¿Dónde habitan las orugas?

Al igual que las mariposas y las polillas, este animal invertebrado habita cualquier parte del planeta, pero especialmente se le encuentra en sitios donde abunde la vegetación que necesita para alimentarse.

Debido a que la mariposa generalmente pone el huevo, del que saldrá la oruga, sobre una planta, esta se convertirá en el hogar del pequeño invertebrado mientras está en esta fase de su desarrollo.

¿De qué se alimenta este artrópodo?

alimentación de la oruga

Las orugas son casi exclusivamente vegetarianas. Tienen un apetito increíble y puede consumir en un solo día el equivalente al doble de su propio peso.

Las orugas son consideradas verdaderas plagas para los cultivos, porque cuando se encuentran en grupos grandes, son capaces de acabar con plantas completas dejándolas sin una sola hoja. Por eso, estos animales no son muy queridos por los cultivadores.

Este apetito voraz se debe a que en esta etapa la futura mariposa o polilla necesita consumir la mayor cantidad de alimento para así completar su desarrollo.

Un poco antes mencionábamos que son casi exclusivamente vegetarianas, y esto lo decimos porque en ocasiones se alimentan de insectos e incluso de otras orugas.

La oruga ¿se reproduce o se transforma?

No es correcto hablar de la reproducción de la oruga pues esto es imposible, la oruga se transforma, forma parte de un ciclo de desarrollo que comienza cuando la mariposa se aparea.

La oruga es la segunda fase dentro de ese ciclo. Comienza siendo un huevo y se convierte en oruga o larva.

Pasado un mes, cuando alcanza un peso ideal y tras pasar por varias mudas, la larva construye, mediante un hilo de seda, una crisálida en la que queda encerrada y cae en un aparente estado de inactividad.

Pero, internamente y oculta de la vista humana, se está produciendo una sorprendente transformación que dará como resultado una hermosa mariposa.

¿La oruga tiene depredadores naturales?

Gracias a la forma y flexibilidad de su cuerpo, así como a sus colores, las orugas pueden camuflarse para pasar desapercibidas ante sus posibles depredadores.

También pueden transformar su color y hacerlo más brillante, enviando una alerta a otros animales de que su sabor no les resultará para nada agradable.

No obstante, en ocasiones no corren con suerte y se convierten en el alimento de depredadores como aves y algunos mamíferos.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…